petrolero atardecer

Quitar el caracolillo del casco es vital para la velocidad (y el ahorro)

Los buques recorren miles de kilómetros al año transportando mercancías de una a otra parte del mundo. Eso supone que durante todo el tiempo que está en camino, el casco va cogiendo adherencias del mar en todo momento, llegando sumar varias toneladas al peso del buque. Las consecuencias negativas son obvias: más lentitud, más gasto…